lunes, 27 de agosto de 2012

La magia de darlo todo por un sueño que nadie más ve a parte de ti mismo.

En esta vida no puedes ganar todas las batallas; ni siquiera puedes pelear todas las batallas. Elige bien las batallas que quieres pelear.
Una de las cosas que te va enseñando la vida cuando te vas haciendo mayor es eso.
Cuando tienes 20 años piensas que vas a poder con todo, que todas las batallas las vas a poder pelear y las vas a poder ganar. Es un "pecado" lógico, comprensible y hasta admirable, de juventud.
Pero las cosas no son así, y es muy importante que elijamos bien las batallas que queremos pelear hasta el final; ¡¡¡pero cuidado!!!! luchar hasta el final no implica que las vayamos a ganar, que este es otro error de juventud, pensar que por el hecho de luchar hasta el final la vas a ganar. 
Nada ni nadie te podrá asegurar que luchar hasta el final va a suponer la victoria.
Lo único que podemos asegurar es pelear una batalla hasta el final desde nuestro propio convencimiento, pero ni siquiera eso, ni siquiera el dejarnos la vida en ella nos va a asegurar ganarla. No debemos pelear por el éxito, debemos pelear por aquello que realmente amamos y queremos ser. 
Hace unos días fuímos a ver la película Brave de Pixar; es una película para niños si, pero en el fondo y afortunadamente no dejamos de ser niños nunca. En esta escena la princesa Mérida, le demuestra a su madre, que aun en contra de las tradiciones y de lo oficialmente establecido ella va a pelear por la batalla que ha elegido. Nadie le va a asegurar que le va a salir bien, nadie le va a asegurar la victoria, pero gane o pierda habrá hecho aquello que le dictaba su corazón. 


Y es importante saber también que ganemos o perdamos las batallas siempre son duras, siempre pasaremos por momentos en los que vamos a creer que lo mejor es rendirse y en los que vamos a dudar de porque estamos ahi; pero si hemos elegido nuestra batalla desde el convencimiento, desde el amor por unos ideales, por una persona o por un estilo de vida, esas dudas pasarán, y seguiremos pensando que estamos luchando por aquello que hemos elegido, y nos mantendremos en la lucha a pesar del cansancio y las dudas. 

Otro ejemplo de esto que os quiero expresar en este post, es el trailer de una magnífica película que es Million Dolar Baby. Como sabéis una boxeadora que a su 30 años decide que es eso lo que quiere hacer, porque es lo que ha querido hacer siempre y en este caso necesita ver que hay alguien además de ella misma que cree en ella. 


Como dice Morgan Freeman en esta película lo que os quiero expresar es la magia de darlo todo por un sueño que nadie más ve a parte de ti mismo. 

Yo no doy lecciones a nadie porque ni quiero ni puedo, pero en esta misma peli, el entrenador tiene un lema fundamental y ese lema es la lección más importante que ha enseñado a sus boxeadores, es el lema que guía su propia vida: por encima de todo, protégete primero a ti mismo.

Protégete a ti mismo, protege tus sueños, y como decía al principio, elige bien las batallas que has decidido pelear hasta el final en tu vida. No sabes si la vas a ganar o las vas a perder, pero ten por seguro que todas las noches vas a dormir tranquilo contigo mismo; ten por seguro que podrás llorar de dolor, de rabia, de impotencia durante el tiempo que dure esa batalla; pero por lo que no vas a llorar seguro es por no haber intentado aquello que amabas y que querías hacer. 

Hay batallas que se ganan siendo más pequeños que el adversario, siendo menor en número de efectivos, teniendo menos medios; y se ganan por la audacia y la tenacidad, se ganan porque nos aferramos a la voluntad de conseguir lo que queremos, sin ceder a la tentación de dejar las cosas como estaban. 

Ánimo y suerte :-)))

jueves, 16 de agosto de 2012

Elije ser positivo; eres el dueño de tu actitud.

Esta historia que traigo a mi blog, se la escuché a uno de mis ponentes favoritos del que ya he hablado en varias ocasiones, que es el Doctor Mario Alonso Puig. 

En una de sus conferencias contaba una historia maravillosa que refleja muy bien los dos tipos de actitudes ante la vida, y por lo tanto los dos tipos de personas que podemos ser. 

La historia es la siguiente: en una habitación de un hospital había dos enfermos, uno de ellos (el que estaba más alejado de la ventana de la habitación) no podía moverse ni levantarse de su cama; el otro, el más cercano a la ventana, si podía levantarse.

Todos los días, el enfermo que no podía levantarse le pedía al otro que le contara por favor que es lo que se veía por la ventana, que le describiera el mundo a través de esa ventana; el enfermo que si podía levantarse, se acercaba a la ventana y le contaba lo siguiente:

- Claro que si amigo, voy a contarte lo que veo por la ventana: veo un parque maravilloso lleno de verde y de árboles; en el parque hay un lago donde nadan patos y donde vienen a beber los pájaros; hay también muchos niños jugando a la pelota, y a otros juegos, todos con sus sonrisas maravillosas y sus trajes coloridos. En el parque hay también bancos, y en esos bancos hay parejas jóvenes sonriéndose y entrelazando sus manos hablando de su amor y de su futuro; y también en el parque hay muchos abuelos disfrutando de sus nietos y otros sin nietos pero jugando a la petanca y recordando historias maravillosas vividas por ellos. En definitiva a través de la ventana se ve un mundo maravilloso lleno de vida.

El enfermo que no podía moverse le daba las gracias, y descansaba tranquilo.

Un mal día, el enfermo que si podía moverse falleció, y trajeron un nuevo enfermo a aquella habitación para ocupar el lugar del lado de la ventana. 

Como era su costumbre, el enfermo que no podía moverse le dijo a su nuevo compañero de habitación, si podía contarle por favor que es lo que se veía a través de la ventana. 

El nuevo compañero sorprendido por la petición de su compañero de habitación le dijo:

- Está bien, me levantaré y te contaré lo que veo por la ventana:
- Veo solamente una pared; una pared vieja y fea. Eso es lo que hay y el mundo que puedo contarte. 

El enfermo que no podía levantarse le dio las gracias y se quedó en silencio y triste. 

Como os decía al principio esta historia refleja muy bien las dos actitudes ante la vida que nos podemos encontrar en las personas. El primer enfermo del lado de la ventana era de aquellas personas que da gusto encontrarse, aquellos que son capaces de hacer la vida más fácil a los demás y se esfuerzan por ello; aquellos que tienen empatía, que  se esfuerzan por ponerse en el lugar de los demás y no van por el mundo amargando a nadie porque ellos no están amargados. Son las personas positivas, las personas que aunque estén sufriendo ellos no quieren provocar sufrimiento a los demás.

El segundo enfermo del lado de la ventana era de aquellas personas incapaces de ponerse en el lugar de los demás, amargados que no están contentos con estar amargados ellos sino que además tienen que amargar a los demás. Es decir, personas negativas, egoístas e incapaces de ver más allá de sus propias narices.

Y esta actitud ante la vida se reflejará en todo; en tus relaciones con los demás, en tus relaciones en el trabajo y por supuesto también en tu forma de trabajar o en tu forma de buscar empleo cuando no lo tengas. 

Esta historia me recuerda además una maravillosa canción del maestro Joaquín Sabina que se llama "Mentiras Piadosas". Yo soy de los que piensa que no se debe mentir jamás en esta vida; pero también es cierto que hay verdades que no aportan nada. Siempre y cuando la verdad no vaya a aportar nada más que dolor y sufrimiento innecesario, se puede mentir piadosamente. 

martes, 14 de agosto de 2012

Como elaborar tu CV 2.0 con Vizify. Tu biografía gráfica

Hoy quiero dedicar mi post a una de esas herramientas que uno encuentra de vez en cuando y que le sirven de "excusa" para que su blog siga existiendo; es una herramienta que une una vez más los RRHH y las Redes Sociales, para llegar a los RRHH2.0.
Esta herramienta nos sirve para presentar de una manera muy visual lo que somos y la actividad que tenemos en las redes.Ahora que tanto hablamos de construir nuestra marca personal, nuestro personal branding, es una herramienta que nos permite enlazar con todas aquellas redes sociales en las que estemos dados de alta. 
La herramienta en cuestión se llama Vizify y te permite realizar una auténtica biografía gráfica de tú actividad en las Redes Sociales. 
Es muy fácil  darse de alta y usarla, en principio solo tienes que solicitar una invitación y esperar que te llegue a tu correo:


A tu correo te llegará un código para poder registrarte y comenzar a enlazar con todas tus redes. 


La primera de las redes con la que te conecta es con Linkedin: 


Te irá conectando después con Twitter, con Facebook, con FourSquare, con Instagram, Google+ sucesivamente.....

  
El final es realmente visual como podéis observar aqui:


Es un CV donde se puede ver donde trabajas, cuales son las áreas en las que destacas, donde has estudiado, que lugares sueles frecuentar, cuantos años de experiencia tienes, las palabras sobre las que  más "tuiteas". 


Tus años de experiencia: 

Tu carrera profesional: 



Tu formación: 

Y así hasta once páginas o más, puesto que puedes ir añadiendo páginas y también editar las mismas, cambiar los colores etc, 


Creo que en estos tiempos que corren donde cada día más nuestra presencia en redes es importante para crearnos esa marca personal de la que os hablaba antes es bueno conocer estas herramientas para que no nos digan que no estamos al día, y no nos sorprendan en entrevistas de trabajo o en procesos de selección. Además una vez realizado tu perfil, lo puedes compartir en Twitter, en Facebook, etc. 

Espero que os sirva. 


viernes, 10 de agosto de 2012

La esperanza es el sueño del hombre despierto (Aristóteles)

Todos conocemos un spot de Aquarius que dice que España es un país extraordinario lleno de gente extraordinaria; y yo estoy plenamente convencido de ello. 

Es cierto que no corren buenos tiempos para la lírica como cantaban en su día Golpes Bajos; y es precisamente por ello, por lo que conviene recordar de vez en cuando y más que nunca en este momento la grandeza de las personas de este país. Porque un país son sus personas, sus gentes y la capacidad de las mismas para salir adelante en los momentos difíciles.

Podríamos entrar en la Historia de España para recordar momentos en los que hemos sido capaces de salir de situaciones muy difíciles, sin embargo no será necesario hacer eso por dos razones: una porque podría herir susceptibilidades ya que por desgracia seguimos divididos en las dos Españas de las que hablaba Machado, y dos porque es cierto que la Historia la escriben los vencedores. Por esos dos motivos he elegido dos momentos no muy lejanos para recordar la capacidad de resiliencia, la solidaridad, la grandeza de alma y de espíritu de las buenas personas que pueblan este país. 

Quiero hoy traer a mi blog dos momentos relevantes en los que hemos podido comprobar que no nos rendimos fácilmente, que no somos cobardes ante situaciones difíciles y que como se suele decir somos "echaos pa´lante".

Uno de esos momentos que quiero recordar es el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco.
Miguel Ángel Blanco fue secuestrado por ETA a las cuatro de la tarde del jueves 10 de julio de 1997 quien pidió para su liberación el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco. Durante dos días se produjeron manifestaciones en toda España pidiendo su liberación y, finalmente, la tarde del sábado 12 de julio apareció herido de muerte con dos heridas por arma de fuego en la cabeza. Falleció horas después, en la madrugada del 13 de julio. Prácticamente todos los españoles (todos los españoles de bien, por supuesto) salimos a la calle para gritar con una sola voz que no nos íbamos a dejar chantajear ni amedrentar por gentuza; y desde luego que hubo un antes y un después de aquel Espíritu de Ermua que nos unió a todos. 


Otro momento de nuestra historia reciente que quiero recordar son los atentados del 11M en Madrid; Se trata del segundo mayor atentado cometido en Europa hasta la fecha, con 10 explosiones casi simultáneas en cuatro trenes a la hora punta de la mañana (entre las 07:36 y las 07:40). Fallecieron 191 personas, y 1.858 resultaron heridas. La reacción a esta brutalidad fue un ejemplo de solidaridad, de ayuda no solo de la ciudad de Madrid donde estallaron los trenes sino de toda España también y de toda su buena gente; sin necesidad de hacer ningún  llamamiento los hospitales se llenaron de ciudadanos para donar sangre del tipo que fuera necesario. 


Además de estos dos ejemplos,España es el primer país del mundo en trasplantes, y en otras muchas cosas mas. Por todo ello, lo único que quiero transmitir en este post, es que a pesar de este momento tan difícil que estamos pasando y precisamente por ello, debemos estar más unidos que nunca; debemos mostrar otra vez que nada ni nadie nos va a ganar, que somos y seremos campeones de la solidaridad, de la ayuda, de la esperanza, de la buena gente y de las buenas personas.

Un país no es una bandera ni un himno, eso se lo apropian los que quieren; un país es su gente, sus personas, sus niños con su esperanza sus abuelos con su sabiduría y sus medianos con su esfuerzo y trabajo. 

Estaremos en crisis económica, pero no estamos en crisis de españoles dispuestos a arrimar el hombro, a ayudar a los demás y a sacar esto adelante.

Como dice Aquarius: España es un país extraordinario lleno de gente extraordinaria; aquí solo sobran los políticos mediocres que nos gobiernan y los banqueros que se han enriquecido a costa de todos nosotros. Mucho ánimo y a  por ello que son pocos y cobardes :-))