martes, 23 de octubre de 2012

La felicidad y las dos gotas de aceite en la cuchara


"El secreto de la felicidad está en mirar todas las maravillas del mundo pero nunca olvidarse de las dos gotas de aceite en la cuchara" Paulo Coelho

Nos pasamos la vida persiguiendo la felicidad como si fuera algo tangible; nos pasamos la vida quejándonos de lo que tenemos y de lo que dejamos de tener; cuando somos niños, la culpa de todo la tienen nuestros padres, y cuando somos mayores la culpa la tienen los hijos o las circunstancias que nos han tocado vivir. Preguntamos a los demás que hay que hacer para ser feliz; pensamos siempre que los demás son más felices que nosotros porque nos apetece pensarlo, no porque tengamos ninguna constancia de que eso sea así. 

Pasarnos la vida persiguiendo la felicidad como algo tangible es lo mismo que pasarse la vida esperando que el sol salga por el Oeste. Deberíamos cambiar bastantes cosas  para intentar ser felices: 

- Deja de compararte con los demás porque siempre los habrá mejores y peores que tú.
- Deja de pedir tanto a los demás y piensa en dar un poco tú.
- Disfruta el momento en que tu hijo está contigo esperando que seas su héroe.
- Deja de machacar a tus padres, porque estos ya te han dado todo lo que podían.
- Deja de ver a tus amigos como un lugar donde esconderte; ellos te pueden ayudar a andar, pero los pasos los tienes que dar tú.
- Deja el victimismo, el mundo no está contra nadie; el mundo no está contra ti, no seas tan pretencioso; el mundo y la vida simplemente son; ¿porqué un niño en la India sonríe entre montones de basura sin pensar que el mundo está contra el y nosotros vamos en el coche por la mañana con cara de haba pensando que el del coche de al lado, el tráfico y hasta los semáforos se han vuelto contra nosotros? Debe ser porque nos creemos demasiado grandes, estamos demasiado acomodados y se nos ha olvidado que la felicidad no depende de lo que realmente creemos. 

Creyendo que la felicidad es algo tangible nunca seremos felices, porque el día que no vayamos en el coche nos quejaremos de lo que tarda el autobús, y el día que vayamos en el metro nos quejaremos de la cantidad de gente que hay, y el día que vayamos en bici nos quejaremos de que hay que pedalear. Al final es evidente que el problema lo tienes tú; no lo tiene ni el tráfico, ni el autobús, ni el metro ni la bici; el problema eres tú. 

No le demos tantas vueltas, al final la cosa es más sencilla de lo que parece aunque nos cueste verlo:

Un abrazo de tu pareja cuando estás cansado eso es la felicidad; una hoja de cuaderno escrita con unas palabras de tu hijo eso es la felicidad: 


Y para terminar quiero dejaros en este post un pasaje magnífico de el libro "El Alquimista" de Pulo Coelho que supongo que todos conoceréis pero quiero recordar porque me parece que define muy bien lo que trato de decir: 

"El sabio conversaba con todos, y el joven tuvo que esperar dos horas hasta que le llegara el turno de ser atendido.

El sabio escuchó atentamente el motivo de su visita, pero le dijo que en aquel momento no tenía tiempo de explicarle el secreto de la felicidad.

Le pidió que diese un paseo por el palacio y regresara dos horas más tarde.

-Pero quiero pedirte un favor-completó el sabio,
entregándole una cucharita de té, en la que dejo caer dos gotas de aceite,
-mientras estés caminando, llévate esta cucharita cuidando de que el aceite no se derrame-

El joven empezó a subir y bajar las escalinatas del palacio, manteniendo siempre los ojos fijos en la cuchara. Pasadas dos horas retorno a la presencia del sabio.

-¿Qué tal?-preguntó el sabio.-¿Viste los tapetes de Persia que hay en mi comedor? ¿Viste el jardín que el maestro de los jardineros tardó diez años en crear? ¿Reparaste en los bellos pergaminos de mi biblioteca?

El joven, avergonzado, confesó que no había visto nada. Su única preocupación había sido no derramar las gotas de aceite que el sabio le había confiado.

-Pues entonces vuelve y conoce las maravillas de mi mundo -dijo el sabio. - No puedes confiar en un hombre si no conoces su casa.

Ya más tranquilo, el joven cogió nuevamente la cuchara y volvió a pasear por el palacio, esta vez mirando con atención todas las obras de arte que adornaban el techo y las paredes. Vió los jardines, las montañas a su alrededor, la delicadeza de las flores, el esmero con que cada obra de arte estaba colocada en su lugar. De regreso a la presencia del sabio le relató todo lo que había
visto.

-¿Pero dónde están las dos gotas de aceite que te confié? –preguntó el sabio.

El joven miró la cuchara y se dió cuenta que las había derramado.
-Pues es el único consejo que tengo para darte –le dijo el sabio de los sabios:

"El secreto de la felicidad está en mirar todas las maravillas del mundo pero nunca olvidarse de las dos gotas de aceite en la cuchara"


martes, 16 de octubre de 2012

El verdadero #Networking o las semillas del mundo 2.0.

¿Quién no ha oído hoy en día la palabra Networking? que levante la mano; seguro que ninguno de vosotros que tenéis la santa paciencia de leer mi blog, la ha levantado. 

Podríamos decir sin equivocarnos, que todos los que estamos en el mundo de las Redes Sociales, e incluso los que están fuera, han oído y pronunciado esa palabra un montón de veces.

Confieso que para mi es de esas palabras que de tanto ser pronunciadas por cualquiera en cualquier momento y lugar, acaba perdiendo un poco su sentido real y verdadero. De hecho, hay palabras que me encantan como Formación, Coaching, y Networking a las que les estaba cogiendo un poco de "tirria", porque era raro el día que no me encontrara a alguien que me dijera que era formador, coaching y  experto en  Networking; como si ser formador, ser coaching o hacer verdadero Networking fuera igual de sencillo que atarse los cordones de los zapatos. No entiendo porque no dicen también que son astrofísicos, sexadores de pollos o que pertenecen a la Guardia Suiza del Vaticano; puestos a ser.......cualquier cosa.

Pero como tengo la inmensa suerte de ser del Atleti y eso es algo que imprime carácter; no me suelo rendir fácilmente, y siempre espero que alguien venga a rescatarme de la tentación de bajar estas palabras (Formación, Coaching y Networking) a la segunda división. A punto estaba de bajar la palabra Networking, cuando apareció un señor de barba blanca ( que no es Papa Noel) y que se llama Antonio Domingo, más conocido como @AntonioDomingo para invitarme a un evento de Networking llamado #eatsandtwittsday.Y sé que habrá mucha gente que diga: vaya un post de peloteo; lo pueden decir libremente, porque me han llamado cosas perores en esta vida:-); pero de verdad que no es peloteo, es simplemente hacer un poco de justicia a personas como Antonio que llevan ya tiempo trabajando en un tema, que tienen un bagaje y lo demuestran y que no es un recién llegado que vaya de sabelotodo. 

En este caso el evento se articulaba en torno a una serie de ponencias sobre los RRHH, y el mundo del talento y las personas en las nuevas organizaciones y su conexión con las Redes Sociales. No quiero hablar en este post de las ponencias, sin duda todas ellas geniales ( y no porque una de ellas fuera mía;-) ) porque ya lo han hecho otros antes y mejor que yo como @Santi_García: "En el Eats&Twitts Day sobre Talento y RRHH" o @Newwayie con su genial post: "Crónica de un enganche anunciado #eatsandtwittsday", y en esos post ya queda patente la calidad de los ponentes, profesionales como @Santi_García @Evacolladoduran, @Ander73, @DioniNespral, @Alberto_Blanco, @AliciaPomares.

Pero lo que más me impresionó fue sin duda lo que aprendí de como debe ser el verdadero Networking. Como dice Antonio, el Networking no consiste en intercambiar tarjetas como si fueran cromos, ni tampoco ir descaradamente a ver que puedo sacar de los demás. El Networking es hablar con las personas que están en el evento y antes de nada ofrecerles aquello en lo que yo creo que puedo ayudar a los demás. Y una vez que me he presentado y he expuesto aquello en lo que yo puedo ayudar, entonces escucho a los demás e intento ver en que me pueden ayudar a mi. De esas charlas informales, de esas presentaciones y por supuesto durante la comida, pueden salir o no conversaciones posteriores sobre posibles colaboraciones o trabajos en común.



Antes de mi ponencia lo dije y lo repito, si creo en las redes sociales es porque detrás de ellas hay personas. Y por supuesto que como personas, las hay de todo tipo y condición. Con algunas tendremos más afinidad, con otras menos y con otras ninguna. Al final cada uno acaba juntándose con aquellos con los que les unen más cosas, como ocurre siempre en la vida; pero las semillas nos fueron entregadas en el #eatsandtwittsday. 

Y ese momento de las semillas también lo quiero destacar; el momento final en el que nos entregaron unas semillas es la perfecta metáfora del Networking; Antonio nos entregó unas semillas, y de nosotros depende ahora que las plantemos y las cuidemos para que crezcan o las dejemos morir. De nosotros depende que ese descubrimiento que hicimos de algunas personas, lo plantemos, cuidemos y hagamos crecer. Son las semillas del mundo 2.0.

Gracias a todo esto que os he contado la palabra Networking para mi vuelve a estar en primera división; ahora tengo que ver como salvo Formación y Coaching......

Como bien dice el refranero español: "El éxito es la realización progresiva de un sueño".


 


domingo, 14 de octubre de 2012

Vivir sencillamente para que otras personas puedan sencillamente vivir

Hay noticias que me siguen pareciendo increíbles a pesar de que se repitan todos los años. Ayer leía en ABC esta noticia una vez más: Los 20 países que más hambre pasan en el mundo "Al menos una veintena de países del mundo han alcanzado niveles de hambre«alarmantes» o «extremadamente alarmantes», según el último informe del Índice Global del Hambre (GHI), que añade que el uso «insostenible» de la tierra, del agua y de la energía están amenazando la seguridad alimentaria de las personas más pobres".

La triste lista está encabezada por Burundi y Eritrea, seguidos de HaitíEtiopía, Chad, Timor Oriental, República Centroafricana, Comores, Sierra Leona, República de Yemen, Angola, Bangladesh, Zambia, Mozambique, India, Madagascar, Níger, Yibuti, Sudán y Nepal.

Hay que añadir además una reflexión importante que me hacía mi amigo @Mallavibarrena y es la siguiente: si miramos la lista de hace diez años, es más que probable que estuvieran estos mismos países, lo que indica que, realmente y entre nosotros, está claro que conviene que estos países sean pobres de por vida. 

No voy a entrar en cuestiones políticas porque me asquean, y tampoco en el más que evidente desigual reparto de la riqueza que debería avergonzarnos a todos. Lo único que he querido hacer es compartir con vosotros este vídeo de un chico que en un momento determinado de su vida tiene que elegir entre permitir que mantengan a su madre con vida de forma artificial o dejar que la desconecten. Eligió lo segundo, pero lo más importante del vídeo es escuchar como recuerda todo lo que su madre le enseñó; y sobre todo estas palabras: "Vive sencillamente para que otras personas puedan sencillamente vivir"




Pues eso......y mientras La Unión Europea premio Nobel de La Paz ¿?¿?

viernes, 5 de octubre de 2012

Seleccionar personas no es seleccionar Navy Seals

Los que hemos hecho selección de personal, sabemos que no es fácil elegir entre los candidatos a un puesto de trabajo. Se habla y se hablará mucho sobre los métodos que usan los departamentos de RRHH para hacer la selección y sobre la dudosa validez ética de algunos de esos métodos. 

Yo particularmente soy de la opinión de que no todo vale para seleccionar al candidato idóneo. No considero que sea necesario llevar a una persona hasta su límite para ver que es lo que me puede ofrecer en el aspecto laboral.

Selección de personal 2.0 Juan Carlos Barcelo   Reclutamiento 2.0
El problema, es que a día de hoy es tan elevado el número de candidatos a un puesto de trabajo, que parece que hubiera que exprimir a las personas hasta sus límites para ver hasta donde pueden llegar. Un proceso de selección de personal no debe ser igual que un campamento de los Navy Seals (cuerpo de élite del ejército americano). 

El entrenamiento inicial de los Navy Seals consta de un curso de 6 meses que se divide en las siguientes fases:

  • Fase 1: Acondicionamiento básico. 8 semanas. La primera fase entrena, desarrolla y valora a los candidatos a Seal en lo que se refiere a su condición física, habilidad en el agua, trabajo en equipo y tenacidad.Las primeras tres semanas les preparan para la cuarta semana, más conocida como la “semana del infierno”. Durante esta semana, participan en cinco días y medio de entrenamiento continuo, con un máximo de 4 horas de sueño al día.
Las 4 semanas restantes están dedicadas a la enseñanza de varios métodos de reconocimiento acuático y cómo hacer cartas de navegación.

  • Fase 2: Buceo. 8 semanas. Ésta fase entrena, desarrolla y califica a los candidatos como competentes para buceo de combate. Durante este período, el entrenamiento físico continúa y se hace cada vez más intenso.
  • Fase 3: Guerra terrestre. 9 semanas. Esta fase entrena, desarrolla y califica a los candidatos en lo que se refiere a armas básicas, demolición y tácticas de pequeñas unidades. El entrenamiento físico continua y se hace más enérgico ya que la distancia de carrera aumenta y los tiempos bajan, al igual que en la natación y el circuito de obstáculos. Esta fase se centra en enseñar orientación, tácticas de pequeñas unidades, técnicas de patrulla, rappel, tiro y explosivos. Las últimas 3 semanas y media se pasan en la Isla de San Clemente, donde los candidatos aplican las técnica aprendidas.
Para completar el entrenamiento básico, se sigue un curso de 3 semanas de paracaidismo.
Tengo la sensación de que algunas empresas, y algunos miembros de algunos departamentos de RRHH estarían encantados de hacer procesos de selección semejantes a este entrenamiento de los Navy Seals. ¿Estamos buscando personas que se adecúen a un puesto de trabajo o a "supermanes" y "superwomanas" sin valores y entrenados "pa" matar?
Pongamos un poco de racionalidad y sentido común (el menos común de los sentidos por desgracia) en todo esto. Seguramente si la empresa antes de iniciar el proceso de selección hiciera una evaluación de puestos de trabajo y una detección real de sus necesidades, no harían falta ciertos excesos que a mi juicio se cometen en los procesos de selección. 

Y como otro ejemplo más de métodos de selección que no me gustan, quiero compartir este vídeo con vosotros de una película que todos habréis visto que se titula precisamente "El método". El método Gronholm, en el que uno de los candidatos en el proceso de selección es al mismo tiempo un topo de la empresa. Podemos ver durante la película todo un ejercicio de "canibalismo" por parte de los candidatos para ver quien devora a quien utilizando todo tipo de argucias personales y profesionales. En este vídeo en concreto vemos como uno de los candidatos es descartado por haber denunciado a una empresa anterior en la que estuvo, por contaminar, y de esa forma evitar una catástrofe medio ambiental. 


Insisto, seleccionar personas no debe ser igual que seleccionar Navy Seals; y tampoco debe ser un espectáculo semejante al circo romano en el que lances a personas ni a luchar encarnizadamente entre ellas ni contra leones.