lunes, 25 de febrero de 2013

¿Qué tienen de Mentes Criminales los departamentos de RRHH ?

"Una familia es una relación entre varias mentes diferentes. Si esas mentes se aman entre ellas, el hogar será tan bonito como un jardín de flores. Pero si esas mentes no viven en armonía, será como una tempestad que arrasa el jardín." (Buda)

El título del post es un poco chocante lo sé, pero tampoco os lo toméis al pie de la letra.

Hay una serie de televisión que me gusta mucho, y que muchos conoceréis que es "Mentes Criminales".

Mentes criminales (Criminal Minds) es una serie de drama criminológico. Se estrenó el 22 de Septiembre de 2005 en el canal de televisión norteamericano, CBS. Muestra el trabajo de los miembros del equipo de Unidad de Análisis de Conducta del FBI, un grupo de investigadores de diversas ramas de la criminología que se dedica a hacer análisis psicológicos y criminológicos a criminales para facilitar su captura

La Unidad de Análisis de Conducta es una sección del FBI con sede en Quantico, Virginia. La serie sigue a un grupo de perfiladores criminales de esa unidad.Cada uno de los agentes de la unidad tiene personalidades diferentes que se complementan.


Y ahora me diréis: "bien" y "¿esto que tiene que ver?. 

Creo que es tal la confusión que tienen hoy en día los departamentos de RRHH en las organizaciones, que no estaría demás, que algunos se pasaran por la Unidad de Análisis de Conducta, para que les explicaran como reconocer ciertas conductas de los candidatos a un puesto de trabajo, o como gestionar el talento de  los mismos una vez que consiguen ese puesto de trabajo. Por desgracia, los departamentos de RRHH han sido el cajón de sastre de las organizaciones. Cualquiera podía estar en RRHH, cualquiera podía seleccionar y cualquiera podía echar a alguien a la calle. Craso error y así nos luce el pelo. 

El desprestigio de la función de Recursos Humanos es cada día más evidente, empezando por el propio nombre del departamento que no gusta a casi nadie. Es más que sabido que las personas no debemos ser recursos, y mucho más desde el descubrimiento por Daniel Goleman de la Inteligencia Emocional. Deberíamos empezar a lo mejor por llamar al departamento, departamento de factores humanos y no de recursos humanos. Si viéramos a las personas como factores que suman, multiplican, dividen o restan según el trato que se les de, a lo mejor empezábamos a encauzar esto. Las personas ( la inteligencia emocional lo explica muy bien) somos un todo, un todo en el que debemos tener en cuenta y mucho la parte emocional.

Como podemos leer en el excelente libro de Jorge Cuervo: "Mejor liderar que mandar", libro que me recomendó una gran persona a la que recomiendo seguir en Twitter que es @nataliapiernas; en 1994, el neurólogo Antonio Dalmasio en su obra "El error de Descartes" plantea lo que él denomina la hipótesis del marcador somático según el cual el ser humano no es un ser racional, sino un ser que razona sobre una base emocional previa, que condicionará como va a pensar. Por lo tanto, primero sentimos, y luego pensamos. 

En otro párrafo del libro podemos leer algo que debería estar escrito en todas las entradas de las organizaciones actuales, al igual que lo está el "Todo por la patria" en los cuarteles.

"El cambio que vivimos se producirá con dolor y traumas. De hecho, el dolor será mayor cuánto más nos resistamos. Como dijo el psiquiatra Carl Gustav Jung, "lo que aceptas se transforma, lo que resistes, persiste". Para aceptar, y así poder cambiar, necesitaremos aprender a modificar nuestras creencias y a encontrar la fuerza en nuestro interior, porque los cambios, también implican miedo, incertidumbres, a veces vértigo...."   

Se podrá decir más alto, pero es difícil decirlo más claro.    

O las organizaciones, y dentro de estas los departamentos de Recursos o factores humanos, aceptan rápido esos cambios y se transforman, o el dolor y las consecuencias de este serán mucho mayores. 

Y termino como no podía ser de otra manera, con una frase de la agente García de la Unidad de Análisis de Conducta del FBI  "Creo que la humanidad surgió del caos, por eso todos tenemos un lado oscuro. Algunos lo abrazamos, otros no pueden elegir, y el resto lucha. Es tan natural como el aire que respiramos. Llega un momento en el que hay que enfrentarse a la realidad, a nosotros. Y ese momento me ha llegado." 

Pues ojalá llegue a las organizaciones y a los departamentos de RRHH también.                                                                  






miércoles, 13 de febrero de 2013

Del personal branding a la entrevista de trabajo. Un CV 2.0

Todos sabemos que el mercado de trabajo está difícil, y siempre que me preguntan en algún curso que es lo que hay que hacer para intentar conseguir un puesto de trabajo hoy en día, yo siempre les contesto que no existe la fórmula mágica, ni el bálsamo de Fierabrás (capítulo X del primer volumen de Don Quijote de la Mancha) para ello; pero lo que sí les recomiendo siempre es que sean capaces de distinguirse, de diferenciarse por algo del resto de candidatos. 

Esto mismo, dicho de una forma más académica y pedante es decirles que se construyan su propia marca personal o "personal branding". Hay que entender, que entre los cientos o miles de CVs que pueden llegar y llegan a un Departamento de RRHH para un proceso de selección, el reclutador por mucho que quiera, no los va a ver todos, y se fijará en aquellos que le llamen la atención por "algo". Ese "algo" a día de hoy, es complicado que vaya a ser una Licenciatura, un Doctorado, un Máster o los idiomas, porque esto es algo que como bien sabemos todos, cada día tienen más candidatos. 

Hay que conseguir llamar la atención de los reclutadores, hay que intentar que nos den a nosotros y no a los demás la oportunidad por lo menos de llegar a la entrevista personal, y a partir de ahí, ya sí que sacamos todo nuestro potencial académico y de experiencia profesional para pelear por el puesto. 

Y cuando me preguntan de que forma pueden construirse esa marca personal, yo les recomiendo que utilicen el potencial de las redes sociales. Que se den visibilidad aportando contenidos de interés en Linkedin, en Twitter, incluso en Facebook. Que sean capaces de llamar la atención ( llamar la atención en el buen sentido) y esto lo aclaro porque algunos creen que llamar la atención consiste en gritar más que los demás o publicar sólo contenidos que sean: "yo soy el mejor", "yo lo sé todo", "yo hago de todo" y yo y yo y yo..... y eso no es llamar la atención en el buen sentido, es llamarla en el malo, y tiene otro nombre que se llama "dar el cante". 

Y como se suele decir, que mejor que un ejemplo; lo  vi precisamente en Twitter hace unos días y es una forma muy original de llamar esa atención de la que os hablaba antes de una forma buena y simpática. Su autor @arturoromeros ha aprovechado otra de estas redes sociales como es Youtube, para hacer un vídeo que a mi me parece muy imaginativo.

Emulando al famoso programa de televisión Pasapalabra, se ha hecho un vídeo en el que aparece en el centro del rosco de letras intentando adivinar las palabras y en la pantalla aparece un hashtag creado por él que es: #pasamicv 


Ha aprovechado el potencial y la viralidad de las redes sociales para que su CV circule por Youtube y por Twitter, y por supuesto que lo hará también por Facebook. 

Es un ejemplo, no quiere decir que hagamos lo mismo. Pero demuestra que este candidato, ha sido capaz de  utilizar la imaginación, la creatividad, y de dar un paso más allá que los demás en la búsqueda de por lo menos entrevistas. 

No sé si ya ha conseguido trabajo, espero que si, pero si no lo ha conseguido aún, seguro que lo hará pronto. Desde aquí pongo mi grano de arena para que lo consiga. 


lunes, 4 de febrero de 2013

La Creatividad y la Imaginación sacan de la nada un mundo.

Eric Hoffer decía sobre la creatividad "Es el niño en el hombre la fuente de su originalidad y creatividad, y el patio de recreo es el medio óptimo para el desarrollo de sus capacidades y talentos".

Albert Einstein decía sobre la imaginación: "En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento".

Creatividad e imaginación son dos palabras que por desgracia no están habitualmente ligadas a la Educación española. Se sigue premiando más en los colegios la memorización y el aprendizaje repetitivo. 
La primera consecuencia negativa de ello es el adoctrinamiento y el pensamiento único, y pobre de aquel que se salga de la fila porque será tratado como raro en el mejor de los casos y en el peor será llevado al psicólogo del colegio para que determine que le pasa a este "bicho raro" que no transita por la misma senda que el resto de ovejas. 
La siguiente consecuencia negativa se plantea en las empresas y en los puestos de trabajo. Una persona acostumbrada a no imaginar y a no crear se convierte en una máquina más. Memoriza y aprende de forma repetitiva su trabajo, y en el momento en el que se le cambia una sola coma, empieza la tragedia. 
Otra definición de Creatividad, la de Miguel Angel Cornejo nos da yo creo el porque a los colegios y a las empresas les gusta tan poco fomentarla:  "Creatividad es ser un descubridor permanente de nuevos problemas".
Esta es la clave; los colegios no quieren problemas, las empresas no quieren problemas, la gente que piensa y crea es molesta; es un problema. 
Es más fácil aprender a poner un tornillo, que pensar e imaginar de que forma lo puedo colocar para perder menos tiempo o hacerlo mejor. Pero sobre todo es más fácil para el profesor o para el jefe que nos tiene que controlar, asumir que hemos aprendido a poner el tornillo antes de tener que asumir que somos capaces de pensar de crear e imaginar porque eso puede ser "peligroso" para el orden establecido del colegio o de la empresa. 
Tercera consecuencia. ¿Qué ocurre cuando las cosas empiezan a ir mal? ¿Qué ocurre cuando llegan los momentos de dificultad? en definitiva ¿qué ocurre cuando llegan los momentos de crisis? 
¿Quién le pone el cascabel al gato? ¿el qué ha aprendido de memoria y de forma repetitiva? difícilmente; a esa persona la sacas de su escenario habitual, de su vida encorsetada, de su hábito de no pensar, no crear y no imaginar y le pones en una situación muy delicada.
En los colegios hoy en día, se sigue poniendo un diez al niño que es capaz de hacer el dibujo exactamente como le había dicho su profesor, o al que es capaz de decir de memoria lo que pone en el libro; pero ¿que nota se le pone al niño que no ha pintado un caballo o un elefante como manda los cánones? 
¿Qué le dirían a un niño que pintara un elefante o un tigre como lo hacía Dalí? 


Mucho me temo, como dije antes, que ese niño tendría que visitar al psicólogo. 
En la mayoría de empresas sigue pasando igual. ¿A qué trabajador se suele premiar más? al que hace su trabajo como le han dicho, al que sigue la "senda" correcta, al que no se sale del orden establecido; es decir, al que no imagina, y al que no crea. 
Pero amigo; llega el momento de la crisis, de la dificultad, del cambio de escenario habitual, de lo aprendido y en ese momento no valdrá de nada lo aprendido, no valdrá de nada el orden establecido, y las únicas personas capaces de sacar la empresa adelante serán aquellas que sigan teniendo, porque lo hayan cultivado y practicado de forma individual, la creatividad y la imaginación. 
Un ejemplo maravillosos de creatividad e imaginación en un momento de crisis es esta escena de una de mis películas favoritas. "En busca de la felicidad". Esta escena en la que Will Smith, que en ese momento es un hombre roto y desahuciado, sin tener una casa ni una cama donde poder dormir con su hijo de cinco años, tiene que refugiarse en el metro, y para que su hijo no sufra más ni piense en la situación, le hace imaginar que son cavernícolas, que necesitan el fuego para no pasar frío y que tienen que buscar una caverna para refugiarse. Esa "caverna" son unos servicios del metro. 


Como decía Gustavo Adolfo Bécquer: El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo.